Puerta del Carmen, Zaragoza

 

Los propietarios de la vivienda vinieron a la primera reunión con el plano en papel del que será dentro de pocos meses su futuro hogar.

La idea inicial era encargarnos el interiorismo del salón, ya que la distribución que propone el plano no les encajaba, y necesitaban una orientación para poder integrar su programa de necesidades, que busca incorporar una zona de escritorio en la que poder colocar su ordenador portátil.

Nos encontramos con un espacio muy irregular, que genera dos posibles ámbitos de anchura/dimensión muy dispar. La de menor entidad (y más próxima a la cocina) alberga la zona de comer, mientras que la de mayor dimensión tiene una anchura excesiva para colocar sofá y televisor en cada extremo, así que fragmentamos el espacio y generamos un rincón de lectura próximo a la terraza, de forma que acortamos la distancia entre el sofá y el televisor y colocamos ambas piezas paralelas para optimizar la visión.

La zona de escritorio se integra en una estantería modular que incorpora también el mueble de la tele y abundante almacenaje. 

En esa primera reunión le echamos un vistazo general al plano, y los propietarios nos comentan que echan en falta poder tener un armario gabanero en la entrada. Así que robándole sólo 60 cm de profundidad a uno de los dormitorios, conseguimos extraer un armario gabanero en la entrada, y un armario extra en el dormitorio principal.

Planteamos también un nuevo plano de electricidad mejorado y actualizado a los cambios realizados.

Este tipo de pequeños 'GRANDES' proyectos nos encantan, porque con una intervención muy sutil pero acertada  se puede obtener una gran mejora.